2014-04-21 - Mi humo al sol portada

“Mi humo al sol”: mujeres, humos y confesiones

Si bien no soy la persona indicada para realizar una crítica teatral, ya que mis herramientas de análisis están sujetas a mis gustos y mis escasos conocimientos en el tema, y después de varios intentos fallidos por verla, recientemente puede ver una puesta en escena de “Mi humo al sol” y me pareció justo esbozar unas líneas al respecto. La obra fue escrita y dirigida por el sanjuanino Manuel García Magani (radicado en Mendoza hace ya 14 años) y fue presentada al público por primera vez el 06 de abril de 2013. En el breve año que corrió entre su estreno y este momento, los comentarios y las críticas que han circulado sobre ella siempre fueron positivos y hoy entiendo por qué.

La presentación se realizó el domingo 13 de abril a las 20:30 horas en el teatro “El Taller” de Ciudad. Al llegar, me sorprendió para muy bien que, a pesar de ser domingo, hubiera tanta gente en la pequeña sala. Una vez ingresados, éramos alrededor de 30 los ansiosos espectadores. La escena que encontramos en la sala era la de un comedor de casa, con muebles, mesa, sillas y un televisor con video. Por detrás podía verse una puerta vaivén que conducía a la cocina, al balcón y a lo que podría haber sido una habitación, todos espacios vedados a nuestra vista.

Entra en escena una mujer nerviosa, joven, como apurada y confundida, que todavía no se animaba a sacarse el casco de moto que traía puesto. Se va acomodando rápidamente en el espacio, como si tuviera poco tiempo antes de alguna visita. A los pocos minutos, efectivamente, golpean a su puerta. Al abrir, esta joven parece haber visto un fantasma. Otra mujer, adulta, entra al comedor, no sin antes dudar, disculparse y manifestar en varias oportunidades que, si su visita era inapropiada, podía retirarse del lugar. Inmediatamente podemos reconocer que se conocen, que tiene  cuentas pendientes, que el encuentro era esperado y profundamente temido. La conversación comienza a desarrollarse de manera superficial y tensa. Comen algo, debaten cuestiones sin interés y el clima cada vez se vuelve más opresivo. Finalmente y de manera necesaria cada una comienza a hablar de lo que pasó a lo largo de los años en los que estuvieron separadas. Ambas realizan sus confesiones, ya asumidas en los lugares que han tenido que construir para ellas mismas, y lo responsable que cada se siente de su propio lugar en el mundo. Más allá de los nervios, las inseguridades y las dudas, es evidente el deseo de ambas de que todo esto pasara.

Quiero resaltar los recursos utilizados en la obra. Uno de ellos es la música, ausente o presente. La música sirve en varias oportunidades para poner una pausa o una interferencia en el diálogo entre ambas, un elemento más de incomunicación. (¡Agradezco el uso de una canción de Radiohead en este momento!) Otro de los recursos utilizados es el de los ambientes no vistos. La cocina le sirve a una en reiteradas oportunidades para escapar de la situación y evitar el enfrentamiento y, a su vez, el balcón le sirve a la otra para confesar pero no mostrar su nuevo hábito adquirido y tirar un poco de humo.

Las actuaciones de Miranda Sauervein (joven, anteriormente representa por Marina Occhionero) y de Elena Schnell (adulta) fueron claras representantes de la tensión del encuentro, de la represión de preguntas pendientes de respuestas de hace años, del deseo contenido de un abrazo, del ansiado reencuentro. Ambas impecables.

En el Festival de Estrenos 2013, organizado por la Ciudad de Mendoza, “Mi humo al sol” ganó los premios a mejor obra, mejor texto y mejor actriz (Elena Schnell). Este mes, la obra fue editada en libro por la editorial de teatro independiente “Libros Drama” de Buenos Aires.

2014-04-21 - Mi humo al sol 1

Personalmente podría decir que la obra me conmovió en diversos niveles. A nivel texto, creo que se habla de cuestiones comunes con las que muchos podemos identificarnos por distintas razones, desde cómo lo no-dicho nos oprime y nos obliga a confesarnos y liberarnos a cómo a veces nuestros actos más repudiables encuentran factores que explican qué nos llevó a cometerlos y “ablandan” nuestro repudio. A nivel actuación, las actrices muestran, no solo con la interpretación del texto sino también con un lenguaje corporal tenso y a la defensiva y con la velocidad que le imprimen al desarrollo de la acción, la tensión de la situación en la que se encuentran y las ganas de finalmente poder volver a empezar, llenando baches del pasado. Debo admitir que la obra me encantó. Y creo que no me quedaría mucho más para decir, solo que vayan a verla.

FICHA TECNICA 

  • Actuación: Miranda Sauervein Elena Schnell (madre)
  • Escenografía: Marina Sarale
  • Asistencia técnica: Julián Peralta
  • Dramaturgia, dirección: Manuel García Migani

 

Por María Victoria Falcón

La obra: https://www.facebook.com/MiHumoAlSol?fref=ts

El director: https://www.facebook.com/manuel.garciamigani?fref=ts

Posted in Recomendado de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *