2014-04-23 - Los Deloreans PORTADA

Los Deloreans dijeron “hasta pronto”

Por El Momia Distorsionado

Los Deloreans se presentaron el pasado jueves 17 de abril en Al Palo Resto Bar de la Ciudad de Mendoza. Develaron su nuevo material, “Marenostrum”, y le dijeron adiós a los escenarios argentinos por un tiempo.

2014-04-23 - Los Deloreans 1

Y como nada espera, llegó la noche de la despedida. Un par de amigos y yo subimos al auto y partimos hacia el recital. Íbamos un poco apretados, con la música al palo y como siempre, jugados de tiempo. No sé si fue la suerte o el capricho, pero todo el viaje sonó “Tres”, mi canción favorita de “Back to Moldavia”, el primer trabajo de la banda en 2008. Y perdido en la melodía recordé la primera vez que vi a Los Deloreans. Fue hace un par de años en la vieja casa de la Radio Peluca. Éramos como 100 personas en un espacio para 50 y Lean nos cantaba en la cara y la banda agitaba con pasión y vehemencia a solo centímetros de nosotros.

Cuando frenó el auto supe que habíamos llegado. Volví de los recuerdos y me dirigí hacia la entrada. No es raro que llegue a todos lados a las corridas, pero esta vez el arribo fue distinto. Mientras bajaba las escaleras de la galería pude sentir como la música se hacía más fuerte y la mística del ambiente me envolvía de a poco.

2014-04-23 - Los Deloreans 3

Una vez pasada la cortina de entrada, esa sensación de realidad desapareció. El sonido me atrapó al instante y me subió a un vuelo experimental… un vuelo llamado “Marenostrum”. El nuevo material de Los Deloreans sonaba por primera vez para decir “hola y hasta pronto”.

Vestidos de negro y con un par de velas que apenas iluminaban sus rostros, Lean en voz, Pacha en guitarra, Juan en bajo y Marcos en batería, parecían dar un paso atrás para que todas las luces se enfocaran en la música. En la primera parte presentaron temas nuevos como “Om”, “Starchild”, “The last horse”, “Adala”, “Marenostrum” y “Marina”.

2014-04-23 - Los Deloreans 2

Este nuevo trabajo nos transporta a un mundo mucho más extenso, con espacios rectos que de a poco nos llevan a un descenso abrupto y a explosiones violentas, como un sube y baja de emociones que no deja rincones sin recorrer. Metal, stoner, alternativo e impases de arpegios ambientados con aire de montaña. Todo esto junto a una poderosa voz que acompañaba con melodías los momentos de mayor experimentación: una especie de meditación grupal que detonaba al pulso de Marcos.

Después de un set de lo nuevo, llegó el momento de “Stella”,  una canción del disco “Like a Horse” editado en 2012. Eligieron tocar la versión acústica y no se equivocaron. Quedó muy claro que la fuerza del tema no se encuentra en la distorsión sino en la composición.

2014-04-23 - Los Deloreans PORTADA

Después de “Stella” llegaron más temas nuevos: “Afterlife”, “El camino”, “Hacia el mar” y “Steerpoint”. Las velas de a poco se consumían y al mismo tiempo el brillo de la música se acercaba a su punto máximo.

Y llegó el cenit de la noche, el momento que muchos fanáticos esperaban aunque fuese la campana del último round. Y sonó el único tema que tocarían de “Back to Moldavia”,  quizás uno de los más pedidos por los seguidores: “Maldita inhibicion”. Lean grita y le pide a Nacho Pe, co-fundador, hermano y ex-guitarrista de Los Deloreans, que suba al escenario. Mientras Nacho sube, Lean aclara que eso no estaba ensayado. Cuando sonaron  los primeros acordes, el público explotó en un pogo que descargó toda su energía, cantándole su propia canción a la banda.  Después del pedido de otra más, la banda dijo hasta pronto con “Desierto y tempestad” del disco “Like a Horse”.

Algunos altibajos de sonido fueron pasados por alto. Lo bueno de la noche fue que las luces nunca se encendieron, fue como si no se hubiesen bajado del escenario… y  tal vez es porque no lo hicieron.

Cuando me enteré de que Los Deloreans se despedían de los circuitos locales, tuve varias sensaciones: primero que nada, me bajoneó un poco saber que se alejaba esta aplanadora menduca. Pero estos locos tienen las metas claras y finalmente lo importante es que se van a recorrer el mundo, en busca de nuevas experiencias como banda.

2014-04-23 - Los Deloreans 4

Luego de ocho años de remar el desierto mendocino, de dar a luz “Back to Moldavia”, “Like Horse” y “Marenostrum” que sale a las calles en un mes. Después de incansables recitales en Argentina y Chile, de los premios y las nominaciones, llegó el último abrazo de los Deloreans en Mendoza. Se van para seguir escribiendo su historia desde otras latitudes. Y conociendo un poco la actitud de estos músicos, no es arriesgado decir que lo único que tienen por delante… es el éxito.

Sumate a Distorsión 90

Los Deloreans en Facebook
Fotos por Alfredo Renón

 

“Desierto y tempestad” 

Posted in Recomendado de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *